Simplify: el poder de los objetivos sencillos

En estas fechas la originalidad parece haber quedado atrapada bajo capas de polvorones, turrones y asados navideños.

Y como cuesta mucho reponernos de los excesos, y el mes de enero  también es propicio para ello,  nos lanzamos a dar la bienvenida al nuevo año hablando de cómo definir los objetivos para este 2020.

Objetivos que la mayoría de veces no vamos a cumplir. Nos invade un exceso de optimismo al llenar listas interminables de metas, que unido a una mala definición, falta de planificación, paralización por creencias y miedos  o escasa fuerza de voluntad acaban por convertir esa motivación inicial en procrastinación de unos  buenos propósitos que seguramente no verán la luz.

Que me disculpen los puristas del coaching, la focalización estratégica y la acción masiva.

Pero yo este año abogo por aplicar la filosofía #simplify  a mis objetivos , defendiendo la postura de que “menos es más” o  “mejor es poco que nada”.

Y no hace falta que estés en pleno proceso de crianza de un bebé como yo para decidirte a aplicarla.

Si tú también te encuentras con un extra de responsabilidad y agotamiento añadido, si te dispersas con facilidad , si no sabes por dónde empezar y se te hace un mundo parar a reflexionar  o si todavía arrastras esa lista de objetivos incumplidos que te hace sentir mal, te invito a que pruebes estas pautas para simplificar tus metas y las acciones para conseguirlas.

Mi intención es prestar especial atención a esos objetivos pequeños, simples y cotidianos que tan a  menudo pasamos por alto, pensando que si no nos marcamos unas súper metas somos unos pringados faltos de ambición.

take-it-easy-3842473_1920

 

3 pasos para simplificar tus objetivos

 

1º Solo un objetivo por área vital.

En mis formaciones suelo hablar de que el equilibrio y la conciliación son como un taburete de tres patas. Cada una de ellas representa las 3 principales áreas de nuestra vida: profesional, familiar y personal. Si una de ellas falla, el sistema se tambalea, con el riesgo de quebrarse con el tiempo.

Seguro que te gustaría mejorar muchas cosas en cada una de ellas, pero mi recomendación es que te centres en una solamente. Está comprobado que si concentras tu atención y energía en una sola acción es mucho más fácil que la puedas concluir.  Lo mismo ocurre con los objetivos. Escoge solo un aspecto de mejora para el área profesional, otro en el plano familiar y otro en tu faceta más personal  y centra toda tu atención y acción en él. Una vez que lo hayas conseguido, puedes pasar al siguiente. Y así, uno a uno, verás cómo será mucho más fácil ir consiguiendo avances y ajustando tu vida en la dirección que deseas, o lo que es lo mismo, ir cumpliendo objetivos. En este linkencontrarás pautas para definir esos objetivos de forma óptima.(Esto es  fundamental para ponértelo fácil a ti mismo!)

Pregúntate:

¿Qué necesitas cambiar/añadir/quitar para sentirte mejor?

darts-856367_1920

 

2ºEscoge el que más fácil de conseguir te resulte

Si quieres comenzar el año con buen pie, no te compliques la existencia. Seguro que estás a tope de motivación y ganas de conseguir cosas, pero si te pasas con las expectativas y  tu objetivo es complejo corres el riesgo de quedarte a medio camino y que tu vocecilla la tome contigo con frases del tipo “No sé para qué lo intentas si eres incapaz de conseguir nada“ “Como siempre, otra cosa que no puedes cumplir”  “ Ya sabía yo que no merecía la pena intentarlo” .

Pienso que más vale comenzar por una meta realista que por una meta ideal. Irás aumentando la motivación si vas sumando metas alcanzadas y evitarás la frustración de estancarte en aquellas más difíciles de ganar.

Reflexiona…

¿Qué objetivo es más probable que consigas primero dadas tus circunstancias?

feather-3010848_1920

3º Cómetelo loncha a loncha

Divide tu objetivo en pequeñas metas, que dependan de tí , que faciliten el proceso y te motiven a la acción.

Responde:

¿Qué tres primeros pasos voy a dar para conseguirlo?

Y cuando los hayas ejecutado, decide  los 3 siguientes y ponte con ellos.

 

stained-glass-1181864_1920

Si año tras año tus metas caen en saco roto, te animo a plantearte un 2020 sin objetivos como hasta ahora los habías entendido. Más bien plantéate un año con pequeñas acciones, conscientes y congruentes que te acerquen cada día más a tus metas.

Y para ello, no te olvides de:

  • Hacer lo que te haga ilusión. Olvídate del tengo que / debería/ me toca….
  • Hacer lo que sea bueno para ti.
  • Hacerlo por ti y no por la opinión o necesidad ajena.
  • Ser fiel a tus valores.
  • Vivir el momento presente.
  • Agradecer lo bueno que ya tienes.
  • Reconocer y valorar los logros ya conseguidos.

 

Te deseo un 2020 lleno de pequeñas acciones que construyan una a una tus sueños.

“Nunca descuides el poder de la  sencillez”

Natalia Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s