3 claves del empoderamiento

 

Me gusto.

Me gusto al descubrir partes de mí que no me gustan. Me gusto al aceptarlas y al trabajar por mejorarlas.

Me gusto al hablarme con cariño, al dedicarme palabras de ánimo y aliento.

Me gusto al recordar de donde vengo, los miedos que he dejado en el camino y los que todavía me acompañan.

Me gusto al perdonarme y al crear espacio para soñarme.

Me gusto. Y menos mal que me gusto, porque pienso vivir toda mi vida conmigo.

 

self-confidence-2076798_1920

 

Nunca antes había hablado sobre empoderamiento. De hecho, jamás fui consciente de que el proceso por el que había pasado y que posiblemente me acompañará de por vida también se pudiera denominar así. Hoy recuerdo estas líneas que un día me dediqué y me decido a compartir contigo las ideas clave de mi forma de ver el empoderamiento, para que tú también conozcas este término desde mi punto de vista y puedas decir bien fuerte ¡ Me gusto!

 

Qué es empoderar

Empoderar significa desarrollar en una persona la confianza y la seguridad en sí misma, en sus capacidades, en su potencial y en la importancia de sus acciones  para influir positivamente en su vida personal, profesional, social y económica.

La verdad es que no me oirás decir que estoy empoderada, no va conmigo. Más bien me identifico con palabras como autoconocimiento, autoconfianza, aceptación o acción, que son la base de los resultados positivos que he obtenido en distintas fases de mi vida.

 

 

tic-tac-toe-1777859_1920 (1)

 

3 ideas clave del empoderamiento

 

1. Nadie puede darte un poder que no te pertenezca. El poder ya lo tienes tú dentro.

Lo que puede hacer es ayudarte a darte cuenta de que lo tienes. Acompañarte en un proceso de autoconocimiento que te haga consciente de tus fortalezas, de tus talentos, de tu fuerza interior. Que seas capaz de enamorarte de tu valor personal, de querer tus diferencias y mirar con cariño tus imperfecciones.  Así será más fácil agarrar de la mano a tus miedos, atreverte a expresar lo que sientes, lo que necesitas, a poner cortafuegos y alejarte de aquello que te daña.

 

2.La energía del empoderamiento nace en ti.

Cuando consigues observar la belleza que hay en tu interior, reconocer lo que puedes aportar a los demás, entender por qué el mundo es mejor por el hecho de que tú estés en él y aprender a aportar ese valor entonces eres imparable.

Pero esa energía que será tu motor para generar cambios debe de venir de ti. Si la obtienes de alguien o algo externo, cuando ese factor desaparezca tu energía disminuirá.

El verdadero  empoderamiento nace en ti y cada vez que vuelvas a ti, reflexiones, te cuides, te equilibres, podrás recargarte de esa energía que será inagotable mientras tú seas capaz de mirarte con cariño. Curando cada herida, amando cada cicatriz, desarrollando esas competencias dormidas y trabajando las habilidades que requiera cada circunstancia.

 

3.No esperes que venga nadie con una varita mágica a entregarte ese poder. Aquello que viene rápido, rápido se va.

El tomar conciencia de tu potencial consta de un proceso de autoconocimiento, de enamoramiento propio, de puesta en valor, de comunicación, de toma de decisiones, de enfrentarte a tus miedos, de infinidad de pasos pequeñitos pero firmes.

Y sí, también requiere de tiempo, de esfuerzo, compromiso y dedicación.

Ya sé que estamos en un momento en el que la rapidez, la inmediatez y la falta de esfuerzo son muy tentadoras pero en este tema tan serio e importante que afecta a tu confianza, autoestima, bienestar y tu VIDA en mayúsculas, no se puede regatear.

 

 

brain-2146157_1920

 

Si te animas a descubrir, despertar o confiar en tu poder interior me encantará acompañarte en este camino con mis Formaciones grupales y Consultorías individuales en conciliación y equilibrio para que tu entorno vibre con tu presencia.

 

Natalia Ruiz

Frente al miedo, hacer para crecer

Siempre que estreno un proyecto me acompañan las dudas, el perfeccionismo, la inseguridad, los nervios, el máximo respeto, las ganas de salir corriendo.

Y pese a que me decís que no se me nota, os aseguro que los miedos están. Vaya si están. Ya me gustaría a mí tener la seguridad que transmiten aquellos profesionales a los que avalan el tiempo y la experiencia.

Pero para conseguirla es inevitable empezar, atreverme a lanzarme al vacío, (ese que me parece tan profundo y que luego resulta ser menos angustioso de lo que imaginaba), decir que sí cada vez que las piernas temblorosas me indican un no.

hiding-1209131_1920

 

En definitiva, hacer para crecer. Sabiendo que eso es lo que me permitirá afirmar sobre el terreno de juego cuáles son mis puntos fuertes, aquello que me hace especial, reconocer mis áreas de mejora y comprometerme a hacer las cosas cada día un poquito mejor.

 

¿Saltar sin red? 

 

En realidad yo no soy tan happy como para saltar sin red.( Reconozco que a veces no estaría mal lanzarme sin darle tantas vueltas al asunto). Yo salto con mucho trabajo previo, horas de preparación, reflexión, centramiento… que me ayudan a darle la mano a mis miedos e ir con ellos hasta donde la ilusión me lleve.

 

¿Cómo afrontar los miedos?

 

Habrá tantas formas de afrontar los miedos como personas, y cada una deberá encontrar la que mejor se adapte a sus circunstancias. Comparto contigo el decálogo que de un tiempo a esta parte me acompaña cada vez que decir SI despierta mis miedos:

 

Frente a los nervios, preparación.

Frente al perfeccionismo, naturalidad, aceptación y amor.

Frente a la inseguridad, convicción de apostar por aquello en lo que crees.

Frente a las dudas, ilusión.

Frente la exigencia, búsqueda de la excelencia.

Frente al ego, humildad.

Frente a la vocecilla, diálogo interno positivo.

Frente a las ganas de salir corriendo, recordar las personas a las que he ayudado y confían en mí.

Y siempre, siempre, bajo la premisa principal de poner el foco en aportar desde el amor, la sencillez y la practicidad. Sin tecnicismos, sin adornos.

Y trabajando para que mis limitaciones, mis áreas de mejora, mis miedos no sean un obstáculo para dejar aflorar  lo que tanta ilusión me hace compartir contigo.

 

child-1845975_1920

Comenzamos septiembre….

¿A qué quieres decir SI?

¿Cuál es tu red? ¿Qué es lo que necesitas para saltar a pesar del miedo?

¿Te animas a hacer para crecer?

 

“No dejes que lo que no puedas hacer influya en lo que sí puedas hacer”

Emprender en 1º conjugación

Si, en primera conjugación. Porque este término tan de moda en los últimos tiempos (a veces por inquietud, otras por necesidad)  conlleva conjugar una serie de verbos con un tremendo potencial que, desde mi sencilla experiencia, no podemos olvidar si nos decidimos a dar el paso en el mundo del emprendimiento.

 

10 claves para el emprendimiento

 

Analizar. En qué somos buenos, qué nos diferencia y nos ilusiona, cómo podemos cubrir las necesidades del mercado con nuestro talento y experiencia. Conocer qué valor podemos aportar con nuestros productos o servicios y a quién les va a beneficiar.

Superar. Las creencias limitantes, los obstáculos,  la pereza, los miedos, la vergüenza. No esperemos superarlos todos de golpe, ni en breve. Nuestros lastres nos acompañarán durante mucho tiempo. Aprendamos a observarlos, a quererlos, a saber qué nos tienen que enseñar.

Visualizar. El paso previo para que algo se materialice es que primero lo veamos en nuestra mente, y a ser posible, con los ojos del corazón. El análisis crítico y racional ya lo hemos realizado en los primeros pasos, permitámonos aquí aflorar los cinco sentidos y ponerle a nuestro proyecto emoción y corazón.

bombiulla peril rrss

Sigue leyendo

¿Y si entre tus propósitos de año nuevo estuvieras tú?

Hoy empiezo el 2019, profesionalmente hablando.

Sé que para algunos ya llego tarde. Comienzo el año sin propósitos definidos, sin plan de acción, sin estrategias reflejadas en excell o en agenda.

Pero para mí lo más urgente estos días ha sido vivir y hacer un parón después de un ritmo frenético ha sido más que necesario. Además, con dos niñas en casa empeñadas en derrochar una envidiable energía poco se puede centrar una.

Hoy vuelve la rutina escolar y me encuentro cara a cara con un año entero por diseñar, un lienzo en blanco con infinitas posibilidades, ilusionante a la vez que vertiginoso. Y pienso en ti y en tu lienzo en blanco y en cómo me encantaría que también empezaras a plasmar en él tus deseos y anhelos, para dar forma desde hoy a este nuevo año.

art-1851483_1920

Sigue leyendo