Maternidad y Poder femenino: Adiós al sexo débil.

Nos llaman el sexo débil….

A nosotras, que durante 9 meses cedemos nuestro vientre para acunar mil ilusiones asumiendo los cambios y las consecuencias.

Que lidiamos mil batallas con hormonas rebeldes, que cada día nos enfrentamos al miedo y la incertidumbre de que un imprevisto nos quiebre el alma.

Que sufrimos lo insufrible, que nos rompemos perdiendo la inocencia para abrazar el llanto de una nueva vida.

baby-718146_1920

Nos llaman el sexo débil….

A nosotras, que aún doloridas nos entregamos a noches en vela, a aprendizajes forzosos, a lágrimas de culpabilidad incomprendidas.

Que perdemos el sueño, nos perfumamos de cansancio y nos empolvamos de paciencia dejando tras la puerta noches eternas.

Que aun cuando no podemos más, seguimos adelante, soportando los “no sé por qué te quejas”.

A nosotras, capaces de repetir la experiencia a sabiendas de que es dura, imprevisible e imperfecta.

Nos llaman el sexo débil…. y todavía esperan que nos lo creamos.

grass-3765172_1920

 

No dudes de que cuando la ocasión lo requiera sacarás una fortaleza interior que te ayudará a superar los momentos más complicados.
Cuando te invada el miedo, la inseguridad y no creas en tu capacidad de afrontar las circunstancias, confía en que ya dispones de los recursos necesarios para ello.
Solo has de echar la vista atrás y recordar todo lo que ya has sido capaz de superar.
Y si aún así todavía dudas, tranquila que encontrarás la manera.

Siempre podrás compartir tus temores, pedir ayuda o asesoramiento a quien por su confianza, formación o experiencia pueda comprenderte y ayudarte.

hands-2847510_1920
Ojalá no olvidemos nunca lo tremendamente fuertes y poderosas que somos.
Y que no estamos solas.

 

Si lo deseas, te acompaño a tomar conciencia y a despertar tus fortalezas para que aumentes tu confianza  y vuelvas a creer en ti.

 

 

8 de marzo: día de reivindicar, día de actuar

Hoy 8 de marzo, es el día de la mujer trabajadora.

Curioso que en la sociedad actual se nos siga dedicando un día al año… Para algunos, es una oportunidad de seguir reivindicando nuestro papel en la sociedad y en el mundo empresarial, aprovechar  la visibilidad y voz que durante este día se nos en los medios de comunicación, redes sociales y corrillos de café.

Otros aprovecharán para hacer balance de los méritos conseguidos por mujeres valientes , inteligentes y luchadoras en el mundo de la empresa, la educación o la ciencia.

(Curioso también que la misma red social que nos propone rendir homenaje a las pioneras y líderes que nos inspiran, censure las imágenes que muestran el lado más humano y natural de la mujer, la lactancia materna…)

Así, a lo largo del día, unos celebrarán los avances conseguidos, otros reivindicarán  lo que todavía queda por conseguir. Todos contentos. ¿O no?

Sigue leyendo