Maternidad y Poder femenino: Adiós al sexo débil.

Nos llaman el sexo débil….

A nosotras, que durante 9 meses cedemos nuestro vientre para acunar mil ilusiones asumiendo los cambios y las consecuencias.

Que lidiamos mil batallas con hormonas rebeldes, que cada día nos enfrentamos al miedo y la incertidumbre de que un imprevisto nos quiebre el alma.

Que sufrimos lo insufrible, que nos rompemos perdiendo la inocencia para abrazar el llanto de una nueva vida.

baby-718146_1920

Nos llaman el sexo débil….

A nosotras, que aún doloridas nos entregamos a noches en vela, a aprendizajes forzosos, a lágrimas de culpabilidad incomprendidas.

Que perdemos el sueño, nos perfumamos de cansancio y nos empolvamos de paciencia dejando tras la puerta noches eternas.

Que aun cuando no podemos más, seguimos adelante, soportando los “no sé por qué te quejas”.

A nosotras, capaces de repetir la experiencia a sabiendas de que es dura, imprevisible e imperfecta.

Nos llaman el sexo débil…. y todavía esperan que nos lo creamos.

grass-3765172_1920

 

No dudes de que cuando la ocasión lo requiera sacarás una fortaleza interior que te ayudará a superar los momentos más complicados.
Cuando te invada el miedo, la inseguridad y no creas en tu capacidad de afrontar las circunstancias, confía en que ya dispones de los recursos necesarios para ello.
Solo has de echar la vista atrás y recordar todo lo que ya has sido capaz de superar.
Y si aún así todavía dudas, tranquila que encontrarás la manera.

Siempre podrás compartir tus temores, pedir ayuda o asesoramiento a quien por su confianza, formación o experiencia pueda comprenderte y ayudarte.

hands-2847510_1920
Ojalá no olvidemos nunca lo tremendamente fuertes y poderosas que somos.
Y que no estamos solas.

 

Si lo deseas, te acompaño a tomar conciencia y a despertar tus fortalezas para que aumentes tu confianza  y vuelvas a creer en ti.